Historia de una primavera

Historia de una PRIMAVERA

En abril 2013, mientras que nos encontrábamos en Santiago de Chile, con motivo de la primera edición de Bellas Francesas, uno de los escritores invitados nos preguntó por la nueva iniciativa promovida por el Senado. Esta tenía como fin el que se lograra el reconocimiento de América latina en Francia. Según él, como nosotros habíamos luchado desde hacía mucho tiempo por la divulgación de los diferentes aspectos de las sociedades y culturas de América latina, no deberían faltar propuestas originales de nuestra parte que dieran respuesta a esa iniciativa. Esta proposición quedó en el aire; sin embargo, comenzamos a reflexionar sobre la posibilidad de que se organizara un nuevo evento cultural anual con formatos y contenidos nuevos. No teníamos  eventos previstos en el primer semestre del año, a diferencia de un otoño más animado en el que se realizan dos festivales diferentes. Conscientes de la limitación de nuestros medios, nos dimos un tiempo de reflexión para la inscripción de nuestras iniciativas en una jornada anual en Francia.

En noviembre de 2013, reflexionamos junto con los escritores latinoamericanos presentes en la doceava edición de Belles Latinas acerca de la creación de un nuevo concepto de festival multidisciplinar, destinado a la difusión de América latina más allá de los tópicos y los clichés habituales y dedicado a un público no especializado. Para nosotros, la dificultad principal radicaba en evitar situarnos en el tipo de coloquios y seminarios científicos eruditos y ricos que fuera del ámbito universitario resultan inmensamente confidenciales, aburridos e incomprensibles. Con bastante frecuencia, estos participantes de currículum extenso se resisten a dar difusión, de forma lúdica, a una región del mundo como América latina en plena transformación.

De esta forma, planeamos crear mesas redondas donde se invitara a reflexionar a escritores latino americanos y francófonos, no sobre las últimas creaciones literarias, sino más bien sobre las diferentes realidades en el mundo contemporáneo. Intelectuales de las dos orillas se encontraban vivamente interesados en expresar su punto de vista, sobre todo en estos tiempos difíciles.

Más de treinta escritores respondieron con rapidez a nuestra llamada, incluyendo a los franceses invitados a las tres ediciones de Bellas Francesas en el Cono Sur. Incentivar el diálogo entre literatura y ciencias sociales en torno a un nuevo concepto de carácter anual nos parecía una buena fórmula para hablar de América latina. Es cierto que la crisis apenas animaba a lanzar una nueva iniciativa, con la exigencia que nos marcamos además de dar una imagen de América latina a la altura de las instituciones más importantes.

A lo largo del año 2014, nos reunimos con los mediadores culturales del Musée des Confluences de Lyon, con los que mantenemos unos lazos muy estrechos desde el comienzo de Belles Latinas en 2002. El objetivo era, por una parte, el de aunar disciplinas muy variadas y creativas reuniendo en el mismo lugar y en un tiempo limitado a escritores, investigadores, periodistas, artistas y músicos. Por otra parte, el de reunir documentales, exposiciones y diferentes tipos de espectáculos. La “jornada” propuesta por el Senado, a iniciativa del ex-presidente Jean-Pierre Bel, se transformó, al final, en mayo de 2014, en una « semana » completa. La Maison de l’Amérique latine (la casa de América latina) de París se volcó en este proyecto lanzando une serie de iniciativas, lo cual nos convenció para dedicar varios días a este evento a finales de mayo en la región Auvergne Rhône-Alpes.

De esta forma nace Primavera Latina. Un bello escaparate dedicado a América latina en la región Auvergne Rhône-Alpes. Esperamos que tenga éxito entre el público francófono de la región y allende.

Januario ESPINOSA

Edición 2016 Invitados 2016 Mesas redondas Conciertos Documentales